Búsqueda en FIFA.com
Búsqueda en la web
FIFA.com » Grassroots » Para entrenadores-educadores de fútbol » Dirección técnica de fútbol base » El entrenador-educador de fútbol » Seguridad y prevención – Las diez funciones importantes del entrenador-educador de fútbol

El entrenador-educador de fútbol

Seguridad y prevención de accidentes

diez funciones importantes del entrenador-educador

1. Velar por un entorno seguro

 

Las instalaciones y el equipamiento deportivo deben ser seguros para los niños y el resto de participantes. Las condiciones atmosféricas desfavorables también deben tenerse en cuenta durante todas las actividades del fútbol base. 

2. Instalaciones y material deportivos seguros y apropiados

Los códigos y las normas existentes para el equipamiento deben respetarse y todo el material y las instalaciones deben estar en buen estado y corresponder completamente a la categoría del jugador en cuestión (balones n.º 4, por ejemplo). 

3. Actividades planificadas

 

Las lesiones pueden ser resultado de sesiones de fútbol mal planificadas. Las técnicas que revisten algún tipo de riesgo (juego de cabeza o técnicas defensivas, por ejemplo) se deberán enseñar de forma progresiva. 

4. Seguimiento de los niños en caso de lesión o de incapacidad temporal

 

Los participantes que sufran lesiones o una incapacidad temporal deben quedar exentos de los ejercicios potencialmente peligrosos para ellos. 

5. Jugar en su categoría de edad

En una primera etapa e incluso en el caso de jóvenes talentos, es necesario distribuir a los participantes por niveles, no solo en función de la edad, sino también de la estatura, el peso o la madurez. La experiencia y el nivel de competencia también deberían considerarse. 

6. Informar a los niños y a los padres de los riesgos inherentes al deporte

Los niños (o sus padres/tutores) solo pueden aceptar legalmente los riesgos inherentes al fútbol si los conocen, comprenden y asumen. 

7. Actividades estrechamente vigiladas

Se requiere una supervisión apropiada para garantizar que el entorno es lo más seguro posible. 

8. Conocimiento de primeros auxilios

Los entrenadores-educadores deben conocer los procedimientos básicos relativos a los primeros auxilios y mantenerlos al día. Durante las actividades organizadas, es indispensable garantizar la asistencia médica y evitar hacer nada que pueda agravar las lesiones. 

9. Dictar reglas claras para las actividades y su desarrollo

Antes de cualquier actividad, deben redactarse y repartirse por escrito reglas claras sobre el funcionamiento de los ejercicios y la conducta que se espera de los niños. 

10. Conocer la información básica sobre la salud de los participantes

 

Los entrenadores-educadores deben disponer de los datos básicos sobre la salud de los niños y los riesgos que implican las actividades, con el objetivo de tomar las decisiones acertadas en caso de que se produzca un contratiempo durante una sesión.

Proteger a los niños es la misión esencial del entrenadoreducador, no solamente por el bien de los niños, sino también para que los padres se sientan tranquilos. Teniendo en cuenta la gran cantidad de niños y niñas que participan en las actividades de fútbol, su protección constituye una prioridad. Nadie puede estar sin supervisión. Aplicadas correctamente, las medidas para proteger a los niños no impedirán que estos se diviertan jugando.