Jugar es la mejor forma de aprender. Ante todo, los más pequeños deben divertirse.

Las relaciones humanas, el espíritu de equipo y la diversión son los elementos esenciales del fútbol base. El concepto de aprender jugando con ayuda de un entrenador- educador está diseñado específicamente para llegar a los jóvenes y crear una dinámica hacia la que orientarse en el futuro. El entrenador-educador debe ser dinámico, sencillo, apasionado y motivador. Al mismo tiempo, debe respetar siempre las características físicas, fisiológicas y psicológicas de los niños. 

ck0c2323_03.jpg

Los niños no son pequeños adultos.

Para muchos niños del mundo entero, el fútbol es su principal distracción, la mejor herramienta de integración social y un excelente medio de expresión. El programa Grassroots de la FIFA ofrece a todos la posibilidad de jugar al fútbol, sin discriminación y con un mínimo de infraestructuras.

Puede ayudar a complementar las iniciativas de las confederaciones y de las asociaciones miembro que ya cuenten con un programa de este tipo.

El programa Grassroots de la FIFA se lleva a cabo en estrecha colaboración con las asociaciones miembro e implica a todos aquellos organismos que se ocupan de la educación (gobiernos, organizaciones no gubernamentales, municipios, escuelas, etc.).

El fútbol base: fútbol en todas partes, para todos y por todos. 

mauritius2_03.jpg